Vuelo rasante sobre Carboeiro

Monasterio de Carboeiro a vista de dron Aerocamaras

LA VOZ DE GALICIA

A la espera del desembarco de la Xunta, Galicia ya ha sacado la cabeza en el mundo de los drones gracias en parte a la iniciativa privada. La firma Dreams Factory (Aerocámaras) es una de las 14 que ofrecen servicios a la carta: revisiones eólicas, topografía, desarrollo agrónomo, cine, fotografía… Pero hay más: «Formamos pilotos en cursos oficiales y estamos fabricando drones», explica su responsable, Jaime Pereira.

El octocóptero de la imagen, equipado con todos los elementos de foto y vídeo, cuesta 24.000 euros. Tiene una velocidad punta de 120 por hora y una autonomía de 20 minutos, con una batería de 16 amperios. Ese tiempo es ampliable con una de 20. Su límite de vuelo está en 25 nudos de viento y podría subir hasta mil metros. «Va a ser utilizado en breve en varias películas de importantes directores», explica Jaime Pereira, que justifica el éxito cinematográfico de los drones: «Alquilar uno cuesta entre 900 y 1.500 euros por día, y un helicóptero, 3.300 las dos horas, ya con el descuento de cine».

Mientras Pereira sobrevuela los tejados del monasterio de Carboeiro, Daniel Rodríguez, maneja la cámara. «Estos días me estoy formando con el director de fotografía de una de estas películas para saber qué va a querer el día del rodaje», explica.

Link a la noticia