Drones para riego: características, ventajas y modelos

Características, ventajas y modelos de drones para controlar el riego en cultivos

La agricultura de precisión con drones se sitúa como una de las disciplinas técnicas con mayor aplicabilidad en este sector.  Entre muchas de las posibilidades que esta tecnología nos brinda, el uso de los UAS (Unmanned Aerial System) nos permite monitorizar y caracterizar el comportamiento de la planta y su poder vegetativo en diferentes fases de su crecimiento. Por ese motivo, desde Aerocamaras os vamos a explicar cómo se utilizan los drones para controlar el riego de cultivos, sus ventajas y los modelos específicos de aeronaves con los que poder desarrollar estos trabajos. Además, te daremos las claves en cuanto a la formación que todo profesional orientado a la agricultura de precisión necesita.

Índice de contenidos:

Control del riego con drones: análisis y estudio del estado de los cultivos

Los drones empleados en agricultura cuentan con sensores hiperespectrales, multiespectrales o térmicos con los que se podrán identificar las zonas de cultivo con un mayor estrés hídrico o afectadas por algún tipo de plaga o afección. Además, a lo largo de las fases de crecimiento y madurez de los cultivos, las imágenes capturadas por los sensores aerotransportados  permiten el cálculo de índice de vegetación con los que determinar la salud del cultivo y el estado y condiciones que el medio donde se sitúa el cultivo puede presentar  .

Ventajas del uso de drones en el estudio de los cultivos frente a métodos tradicionales

Las ventajas que los sistemas autónomos plantean en el ámbito del estudio de los cultivos y su mantenimiento son muchas, pero una de las aplicaciones más valoradas de los drones en agricultura es la eficiencia y precisión en la deteccion y generación  de  informes en tiempo real sobre los problemas que defectos en los sistemas de irrigación en las zonas de cultivo se llegan a  generar. Y es que, el mapeo 3D del terreno que permite generar la aplicación de los drones, junto con un análisis de las condiciones del suelo y de los cultivos, hacen que los agricultores puedan identificar y delimitar las áreas que necesiten más o menos agua.

Otros de los beneficios son el incremento de la eficiencia en la obtención de datos sobre el estado de la planta, la reducción de los costes, el aumento de la rentabilidad en la producción de los cultivos y la mejora en las condiciones de seguridad y protección de la salud de los agricultores.

Modelos de drones para el control del riego y estado de los cultivos

Los modelos de drones para riego más utilizados en el mercado de la agricultura de precisión son los siguientes:

DJI Matrice 300 RTK

Este dron alcanza una distancia máxima de 8 kilómetros, tiene 55 minutos de autonomía y una carga de pago de 2,7 kilogramos. Además, realiza inspecciones automatizadas mediante inteligencia artificial.

DJI Agras MG 1P

Este DJI tiene un sistema agrario de pulverización avanzado, un alcance de 3 kilómetros y es capaz de cubrir 6 hectáreas por hora. Tiene una capacidad del tanque de 10 litros y 13 minutos de autonomía. Su precio es de 10.300 euros.

Agras T20

La serie Agras es la más demandada. Con su tanque de rociado de 20 litros logra una anchura de rociado de 7 metros. Tiene una autonomía de vuelo de 15 minutos, un sistema de monitorización visual en tiempo real y un motor de agricultura inteligente. Su precio es de 15.990 €.

Desde Aerocamaras ofrecemos servicios de agricultura de precisión con todas estas aeronaves. Si estás interesado en saber más llámanos al 986 18 18 18.

Ejemplos de trabajos con drones en agricultura de precisión

En la línea de la aplicaciones citadas, Aerocamaras cuenta con una larga experiencia en el uso de aeronaves no tripuladas y sensores específicos para el control del riego y estudio del estado de la vegetación. Un ejemplo es el que se lleva desarrollando en colaboración con Viña Costeira, donde el uso de los UAS en cada una de las labores que plantea la agricultura de precisión permite definir una metodología óptima de trabajo. Incluso el Dron Velutina, desarrollado especialmente para luchar contra la avispa asiática, cumple una función de preservación de las especies autóctonas y protección de los cultivos afectados por este insecto invasor.

Según datos de la Comisión Europea, se estima que en 2021 las ventas globales de drones alcancen los 29 millones de euros. Aún así, los expertos coinciden en el desafío que implica poner estas tecnologías al alcance de los pequeños productores agropecuarios.

La FAO, por su parte, se ha mostrado entusiasta en relación al potencial que tienen los drones en la industria alimenticia, ya que al abaratar costes y optimizar la producción, los UAS se han convertido en un aliado indispensable de agricultores.

Un claro ejemplo de este potencial se ha visto recientemente en el sur de la India, donde se han empezado a utilizar drones para rociar micronutrientes en los cultivos de zonas donde el empobrecimiento del suelo hace peligrar la producción.

AeroHyb Hexacopter, nuestro dron agrícola

Además del know how, de la experiencia y el entrenamiento de los pilotos profesionales de drones especializados en agricultura de precisión, contar con un buen UAS resulta indispensable. Para este tipo de usos, las aeronaves capaces de realizar vuelos largos sin interrupciones y con mucha autonomía son los más indicadas.

Conscientes de ello, en Aerocamaras hemos desarrollado el AeroHyb Hexacopter. Se trata de un multirotor con 7 horas de autonomía que combina gasolina y electricidad. Es capaz de transportar cargas de hasta 5 kilogramos durante 2 horas. Tiene, además, un rango operativo de hasta 100 kilómetros.

Para tareas de fumigación, el AeroHyb es equipado con un depósito de fitosanitarios y un sistema de irrigación. Una carga de 5 L de fitosanitarios con un MTOW de 25 Kg permite una autonomía de 3 horas. En este sentido, el AeroHyb dispone de una menor capacidad que un AGRAS. Sin embargo, en contrapartida, la aeronave desarrollada por Aerocamaras posee una autonomía mayor, lo que se traduce en un coste operativo menor.

En cuanto al proceso de siembra, el AeroHyb es capaz de plantar hasta 4 Kg de semillas con una autonomía de 3 horas, mediante un sistema de aire comprimido. Para tareas de vigilancia, por otro lado, este UAS puede ser equipado con una cámara con zoom, una térmica y un gimbal 360º.

También puede equiparse con una Sony Alpha 7R y una MicaSense Altum, junto con un sistema Emlid RTK. De esta forma, el AeroHyb alcanza las 5 horas de vuelo ininterrumpidas. Estas características lo hacen muy atractivo para tareas de agricultura de precisión.

Si quieres saber más sobre servicios de agricultura de precisión con drones no dudes en consultarnos. Nuestros asesores te indicarán todo lo que necesitas saber para aumentar la producción y mejorar la calidad de tus cultivos usando UAS. Llámanos al 986 18 18 18 o escríbenos a info@aerocamaras.es

¿Te ha parecido útil este artículo? Cuéntanos tu experiencia con drones para agricultura de precisión. Deja tu opinión en los comentarios.

 

¡Suscríbete para recibir información como ésta en tu correo!


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com